La solución a la dispersión de datos en la evaluación de riesgos